• Ultramaratón de los Cañones PARTE II/ 63K Guachochi

    Ultramaratón de los Cañones PARTE II/ 63K Guachochi

    Y que les pregunto ¿Cuánto falta? “Ya estás a 1km”….WOW!! Me volvió el alma al cuerpo y después de un rato pequeño ahí estaba!!! El Puente Colgante que hubiera pasado un día antes con mi esposo y mi hija….ya estaba cerca ahí sentí que ellos ya me estaban esperando!!! Yo ya había perdido mucho tiempo en las perdidas que me dí y ellos estarían pensando cómo estaría yo…esos 2 kms de subida que recorrí con ellos un día antes fueron ahora con lágrimas en los ojos porque ya los quería ver!! Ya había podido superar mi vértigo! Ya había dejado en el fondo del cañón mi hoja!!! Ya había superado los mareos por calor!! ¿Y dónde estaban?? Me  faltaban esos 2 kms de subida y 14 más en plano para llegar al pueblo!! Mi espalda me dolía mucho!! Yo quería tirar el camel back y seguir corriendo sin nada en la espalda!! Y me alcanzó un señor…y parece que ahí nos hicimos almas que sólo querían llegar….hablábamos poco, pero la presencia del otro animaba…yo no iba a permitir que me dejara atrás!! No había nadie y no quería recorrer sola esos 14 kms.

    Seguimos un rato y yo perdí noción del tiempo que llevábamos hasta que en un abastecimiento pregunté: ¿Cuánto falta?  Y ellos me dicen 3kms!!  Me dió toda la energía para seguir….peeero había perdido noción del tiempo, parecían muy pocos 3kms….¿Tal vez serían 5 kms?

    Cuando venía regresando de la plaza la primera mujer de los 100 kms (porque los que corren 100k llegan a los 63 kms en la plaza del pueblo, regresan a la Sinforosa y de nuevo tienen que volver a la plaza) le pregunté cuánto faltaba para llegar a la plaza y ella dice “10 kms” ahí se volvió para mí una tortura mental…ya no tenía idea cuánto faltaba ¿3 kms ó 10 kms?? NO ES LO MISMO!, menos cuando cargas más de 9 horas de ejercicio intenso con mucho estrés por la inseguridad del trayecto… Mi compañero decía: “Ya no preguntes, sólo sigue”  había que seguir, hasta que después de mucho rato se veía el pueblo!! Ya al menos algo decía que estábamos cerca, pues previamente sólo era un camino entre sembradíos y no se veía nada diferente…

    En el último abastecimiento pedí agua fría, iban por ella cuando no pude aguantar la tentación …y pregunté ¿Cuánto falta?  Me dijeron: 1 km!! Yo ya ni el agua esperé sólo seguí. llevaba 9 horas con 53 minutos y si me apuraba iba a hacer menos de 10 horas y ya iba a ver a mi hija y corrí…y corrí… todo ese último trayecto que había recorrido de pronto caminaba, pero no pasaban más de 20 segundos cuando pensaba que me estaban esperando y tenía que seguir corriendo… y ahora solo me faltaba 1 kilómetro!!!

    Mi reloj marcó que ya llevaba 10 horas 1 minutos (8 minutos…no era un kilometro yo había corrido todo el tiempo y lo fuerte que podia con el cansancio, pero no iba a más de 6:30 min por kilometro y no veía la meta!!!) y estábamos dentro del pueblo, pero giramos y no se veía la meta…era ya un suplicio mental!!, nunca corriendo podía hacer en 8 minutos 1 km!!!! y no veía la meta…me volví a parar y a los 10 seg de caminar volví a correr…mi compañero hacía lo que yo hiciera…si me paraba se paraba si corría corría…se mantuvo a un lado mío como un guardián…hermoso guardián y de pronto giro la esquina y ahí veía a 300 mts “SALIDA” (pero era la meta!!!!) Y yo sólo gritaba: Melissa!!! Mely!!!  Yo sabía que ya estarían preocupados y lloré de pensar que ya por fin podría abrazarla!! Ya necesitaba un abrazo!! Necesitaba cariño!! Y salió mi hija en medio de unos carros…y le dije “ven, ven conmigo entra conmigo” No podía contener las lágrimas…nunca pensé en abandonar y si hubiera tenido que seguir otra media hora seguiría…simplemente tenía que llegar…y por fin llegué recibida de los brazos hermosos de mi hija y de mi esposo.. POR FIN!!!

    El organizador de la carrera se acercó a preguntarme qué me había parecido, le conté de que me perdí y no lo podía creer, cuando le dije que había una reja con púas, el me dijo: “no viste los dos moños rojos??? Eso quiere decir que pasas enmedio!!” Y yo sólo contesté “¿Cómo se supone que yo sabría eso si no me lo dijeron?” Me dijo: Así son las marcas en estas carreras!!!…Se fue de espaldas cuando supo que era mi primer ultramaratón y mi primer experiencia corriendo en montañas…. Me dijo “vaya manera de comenzar!!”…hay mucho que aprender y yo aprendí mucho.

    Hoy creo que soy mejor deportista, mejor atleta, mejor persona…o al menos eso siento cuando decidí dejar sentimientos poco nobles enterrados en el cañón para que el río se los llevara. Pero también mejor Mexicana…amé la Sierra Tarahumara, el regreso  a Chihuahua lo hicimos por Creel, otro lugar distinto por el que lelgamos y seguí enamorándome de la región.

    Simplemente tenemos un tesoro en esa Sierra…un tesoro en los Rarámuris…ellos parecen darte una energía especial. Parecen darte la energía necesaria para que termines y puedas ir a contarles a todos…que lo que se vive ahí, es simplemente MÁGICO!!!!

     

Leave a reply

Cancel reply